Fotografiar a niños resulta un poco más complicado que fotografiar a adultos pero al mismo tiempo se consiguen unas fotos mucho más espontáneas y naturales. El secreto para conseguir unas fotos bonitas es observar la personalidad del niño para después encontrar el momento más adecuado para hacer la foto.

En esta sección no ejemplificaré con fotografías los trabajos que he realizado pero la idea es que las fotos las hago basándome en 3 puntos muy importantes que van por este orden: 1º naturalidad, 2º espontanidad y 3º estética.

Durante  muchos meses y ante de nacer tu hijo irá contigo a donde vayas.

Ya son muchas las futuras mamás que entienden que hacerse fotos durante el embarazo es algo más tener fotos del embarazo.

Cuando una futura madre acude a que le haga fotos embarazada yo me planteo hacerle un reportaje de su día a día en la última etapa de embarazo.  

 A los padres les planteo elegir un día o dos para realizarles una o dos sesiones fotográficas que se correspondan con las actividades cotidianas que realizan, ir a comer con la familia, una tarde de comparas, en la cocina preparando la comida entre los dos, etc. Otra sesión se compondría de fotografías de estudio de ella y su marido.

 Esta sesión fotográfica también se complementaría con un video que recoja en 3 o 4 minutos esos momentos.

Cualquier reportaje fotográfico del evento que decidas también puede ser captado en el estudio fotográfico: Boda, tu embarazo, tu bebé, comunión, etc.